Lo que regalas dice mucho sobre ti. Psicología del regalo.

Un regalo especial satisface mucho más ¿al que lo da o a quien lo recibe?

La tradición de regalar se remonta a las antiguas civilizaciones y ha sido motivo de estudios durante décadas. Especialistas de distintas disciplinas han estudiado la conducta humana para entender el motivo que nos lleva a regalar concluyendo que hacer un regalo especial es una forma de fortalecer lazos y vínculos.

La psicología por su parte se ha centrado en entender a quién beneficia, y en qué medida, este intercambio emocional ¿al que da o a quien recibe? (por supuesto, no nos estamos refiriendo a los regalos que se hacen por compromiso).

Hacer un regalo, según algunos estudios sobre el tema, causa mayor sensación de bienestar que el hecho de recibirlo. Dar un obsequio refuerza nuestro sentimiento por la otra persona y supone una experiencia positiva cuyo efecto es mayor cuanto más especial, pensado y escogido sea el presente.

Los regalos tienen dos caras, la que habla del ‘regalado’ y la que dice del ‘regalador’

Al hacer un regalo no solamente estamos pensando en el destinatario, en los gustos y necesidades de la persona a quien vamos a hacer un regalo, sino que de cierta manera plasmamos una parte de nuestro carácter, de nosotros mismos, en el objeto elegido ¿Compramos con antelación o en el último momento? ¿Buscamos algo material o apostamos por experiencias o intangibles? ¿Cuidamos el envoltorio? ¿Cuánto tiempo nos tomamos para escogerlo? ¿El precio importa? ¿Nos decantamos por regalos únicos o por apuestas seguras? Cada tipo de personalidad suele regalar a su manera. Dime qué regalas y te diré quién eres (descúbrelas aquí).

Nuestra experiencia nos dice que las personas que buscan regalos especiales esperan que éstos sean únicos, preferiblemente personalizados e intentando acertar en los gustos y preferencias de su destinatario. Hablamos, cabe mencionar, con quienes procuran un detalle para su madre, un regalo de compromiso o un producto especial para la profesora. Personas que entienden el regalo como símbolo de amor, afecto, amistad o entendimiento y, además, tienen una sensibilidad especial.

“El regalo tiene la categoría de quien lo hace.”

-Ovidio-

Pero ¿es lo mismo regalar un broche personalizado hecho en azabache a tu abuela que regalar unos calcetines a tu cuñado? Probablemente no y posiblemente la satisfacción tanto en el hecho de regalar como de recibir cambia en función de las circunstancias, pero la diferencia no está precisamente en el objeto. Consideramos que quien le pone corazón bien puede escoger unos calcetines para un regalo especial. Entendemos además y coincidiendo con los estudios sobre psicología del regalo, que no solamente influye la relación entre las personas sino el carácter de quien realiza el presente. Por poner un ejemplo, nos hemos encontrado con clientes buscando regalos de empresa prestando máxima atención a cada detalle con el afán de satisfacer a sus invitados…

Hacer un buen regalo suele ser difícil para la mayoría de nosotros, incluso para quienes conocen muy bien a quienes van a homenajear. Ante la gran variedad de gustos, oferta, sensibilidades, culturas, situaciones…  ¿cómo escoger? ¿Existe una fórmula para dar con el regalo perfecto?

Según la Psicología del regalo, el regalo perfecto surge de combinar:

  • Empatía. Hay que ponerse en el lugar de quien lo va a recibir y pensar en sus gustos o necesidades.
  • Creatividad. Las ideas originales son clave para encontrar un regalo especial.
  • Tiempo. Para pensar, buscar, comparar y escoger el regalo.

Nosotros añadiríamos el ingrediente de la ilusión, sin ella difícilmente vamos a poner en marcha el proceso. Pero ante la duda, quizá mejor preguntar ¿no?

“la mayor cantidad de personas prefiere recibir algo que ha pedido más que una sorpresa, que puede no gustarle o que no necesite”.

-Karen Pine, profesora en Psicología de la Universidad de Hertfordshire-

Escoger regalos artesanales sigue siendo una elección de éxito

Sinceramente, acabamos de descubrir la ‘psicología del regalo’ y hemos querido compartirlo aunque vamos a seguir indagando en el tema ¿Tú qué opinas? ¿Apuestas por productos especiales? ¿Te decantas por intangibles? ¿Eres de los que huyes tanto de regalar como de ser el homenajeado? ¡El debate está abierto!

Desde nuestra perspectiva, en una sociedad tan repleta de ofertas, de productos perecederos, de personas deseosas de poseer siempre ‘lo último’… una pieza artesanal supone un alto en el camino. Un parar, mirar y valorar. Al regalar artesanía regalas un producto único, hecho con tiempo y dedicación, un producto duradero y de calidad.

Al regalar artesanía te regalas a ti mismo tiempo para escogerlo, para tratar con el artesano, para planificar los detalles, para disfrutar la experiencia.

Escoger artesanía es escoger arte, diseño y alma. Tradición, cultura e innovación. Regalar artesanía es hacer un regalo especial, único y perdurable.

Si quieres saber más sobre productos artesanales porque tienes entre manos sorprender a alguien, te recomendamos descubrir ¿Qué es artesanía? Y Comprar Calidad


Fuentes:

Estudio publicado en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS).

Artículo La ciencia del regalo publicado en la sección de psicología de El Mundo en 2013

Deja un comentario