Artesanía PALOPALÚ. Juguetes de madera y decoración

Juguetes de madera
Palopalú, taller de artesanía en madera.

Palopalú es una joven empresa de artesanía que realiza juguetes de madera y artículos de decoración. Palopalú trabaja de forma sostenible y comprometida tanto con el medioambiente como con la educación infantil. Conocimos a Palopalú por casualidad. En nuestra incesante búsqueda de talento y productos artesanos nos topamos en la red con los juguetes de madera Palopalú. Tuvimos claro que queríamos establecer colaboración con la marca y les escribimos: ¿Qué tenemos que hacer para que os unáis a www.manosesmas.com?

Por nuestro talante las hubiesemos ido a buscar y convencido con un txakolí (o dos…). Pero no hizo falta. A mediados de octubre Palopalú ya contaba con su tienda en la plataforma y pronto empezamos la campaña navideña. Promocionamos y vendimos algunos de sus juguetes (Puzzle Osos, Puzzle Caserío, Rompecabezas Caras…). Todos de forma artesanal, con productos naturales y pensados para los niños. Juguetes de madera educativos y perdagógicos con ‘garantía de diversión’.

Además, Palopalú también es decoración. Estrenamos el año con ilustraciones y originales lámparas de diseño en las que la madera sigue siendo la protagonista. Piezas todas ellas únicas realizadas con exquisito gusto y extrema profesionalidad.

Y es que Rosalía Fernández y Elena Murillo forman un tandem perfecto. Diseño y restauración por un lado, e ilustración por el otro, que comparten su amor por el mundo de la infancia y la educación. Juntas son Palopalú, proyecto cooperativo que empieza a cosechar éxitos desde su taller en el centro de Bilbao gracias a su buen hacer, su compromiso con la educación y responsabilidad con el entorno.

Entrevista a las creadoras de estos juguetes de madera:

¿Dónde nace la idea Palopalú? ¿Y su nombre?

Palopalú nace por la necesidad de trabajar de lo que más nos gusta. Rosalía y yo nos conocimos en la facultad de Bellas Artes, una especializada en restauración y la otra en pintura. A Rosalía le apasiona el diseño, la fabricación y restauración de muebles y objetos de decoración. A mí (Elena) la ilustración.  Nos atraía también el mundo infantil y las dos procedemos de familias de docentes lo cual nos ayudó a crear la línea de juguetes y material educativo.

El nombre habla de nuestros orígenes. Aunque vivimos, trabajamos y la marca nace en Bilbao, Palopalú está formada por una cántabra y una riojana. Cada mitad hace referencia a cómo se nombra la madera o la leña en nuestros correspondientes dialectos: Palo (en La Rioja) Palu (en Cantabria).

¿Cómo están siendo los inicios al emprender en el sector de la artesanía?

No ha sido ni está siendo un camino fácil, pero la verdad es que tuvimos mucha suerte con el arranque del proyecto. El Ayuntamiento de Bilbao nos concedió una ayuda para jóvenes emprendedores que no sólo consistía en una ayuda económica sino también en asesoramiento en aspectos con los que hasta entonces no habíamos tenido ningún tipo de contacto como el sacar adelante un plan de negocio, la gestión para constituirnos como cooperativa, introducirnos en el apasionante mundo de la contabilidad (risas), el marketing, gestionar nuestro huequito en el mundo digital…

Por supuesto también hemos recibido muchísimo apoyo de nuestra gente más cercana y al trabajar en algo que nos apasiona el camino no es tan cuesta arriba. Lo vivimos con entusiasmo y estamos contentas con los progresos.

La primera venta supone un ‘subidón’ de energía ¿verdad? ¿Cuáles fueron los primeros juguetes de madera que vendisteis?

Sin duda el primer empujón y difusión nos lo dieron nuestros familiares y amigos. Ellos son los primeros que confiaron en nosotras, compraron y recomendaron nuestros primeros diseños.

Un día, todavía sin tener la página web activa, nuestra ‘primera clienta’ se puso en contacto con nosotras. Ésta fue nuestra primera venta ‘de verdad’. Entre nervios y con la euforia propia de principiantes, preparamos el paquete con ganas de meternos dentro y poder aparececr en casa de la clienta para agradecer su confianza en nuestro producto. Esta sensación, por suerte, sigue estando presente cada vez que recibimos un encargo.

Siendo jóvenes artesanas ¿cómo afrontáis cada nuevo producto?

Lo primero que planteamos es el producto. Tanto en la línea de decoración como en la infantil intentamos cubrir una necesidad y a partir de ahí creamos el diseño teniendo en cuenta tanto la parte funcional como la estética del objeto. Después del boceto en papel creamos un prototipo con el que vamos comprobando las necesidades de su fabricación, vemos cómo se comporta el material y, si se trata de un juguete de madera, buscamos la opinión y asesoramiento de expertos en educación y pedagogía.

El siguiente paso es ponerlo en manos del usuario y ahí es cuando nos damos cuenta realmente de las mejoras o cambios que necesita el producto. Siempre estamos abiertas a las propuestas y sugerencias que el cliente nos hace, y eso nos supone siempre un verdadero aprendizaje.

Vuestros productos se elaboran con maderas recicladas ¿es así?

Así es. Somos muy conscientes de la importancia que tiene consumir con responsabilidad y minimizar el impacto medioambiental. Al igual que ofrecemos un producto que no es de usar y tirar, sino que dura en el tiempo y puede pasar de generación en generación, la procedencia de los materiales también importa. En caso de que no tengamos madera reciclada disponible, buscamos maderas que procedan de tala controlada y siempre cumpliendo las normativas. Del mismo modo, las pinturas usadas para las ilustraciones en madera siempre son naturales y líbre de tóxicos. Esto es muy importante porque son niños quienes consumen nuestros juguetes de madera.

Como empresarias ¿En qué punto os encontráis ahora? ¿Cuál es vuestro objetivo para este año?

Todavía llevamos muy poquito como empresa y estamos en el punto de darnos a conocer, consolidar y difundir nuestra marca… Y sobre todo estamos en la fase de trabajar bien nuestros procesos, valorar cada diseño, mejorar la manera de producir, aprender a gestionar los tiempos, estar muy en contacto con el cliente y observar las necesidades para saber cómo mejorar y crear nuevos productos y diseños. Se trata de un constante proceso de prueba- error que probablemente forme parte de nuestra trayectoria pero especialmente importante ahora.

Como objetivo para este año nos hemos propuesto, principalmente, ampliar nuestra línea de decoración y sacar nuevos juguetes que tenemos ya entre manos atendiendo a las necesidades que nos hacen llegar tanto padres como educadores.

palopalu_taller4-jpg

Untitled-1.png

A nosotros estas chicas nos han conquistado por su cercanía, simpatía y profesionalidad. Siempre atentas a su creaciones pero también preocupadas por dar un buen servicio al cliente. Empresa artesana de nueva creación con un largo camino por delante y a quienes damos todo nuestro apoyo. Encuéntralas en www.manosesmas.com y también en su propio ecommerce www.palopalu.com/.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario