Limpiar un bolso de piel. Los 10 mandamientos para su cuidado.

El bolso es uno de los complementos más socorrido y necesario en nuestro día a día. Si has escogido un bolso de calidad hecho en piel, probablemente sea más que un artículo práctico ¿verdad?. Querrás que dure y luzca como el primer día a pesar del uso. Querrás saber cómo limpiar un bolso de piel o incluso como guardarlo de una temporada a la siguiente.

Al comprar un bolso de calidad pensamos“que nos dure”, pero la cuestión es si sabemos que la piel, al ser un material noble y natural, puede sufrir.

¿Sabemos exactamente cómo cuidar y Limpiar un bolso de piel para conservarlos como nuevo?

Para alargar la vida del bolso de piel curtida, basta con seguir unos sencillos consejos que nos ayudarán a mantener su color y flexibilidad, para estrenar bolso a diario ¿no se trata de eso?

Y aunque siempre recomendamos que revises las indicaciones del fabricante, aquí te damos unos tips básicos.

1. Más vale prevenir que curar.

Hazte con un spray protector adecuado para el tipo de piel. Las pieles animales son permeables y el agua las vuelve oscuras. Antes de estrenar el bolso rocíalo con el spray a una distancia de unos 15cm con movimientos circulares. Sin excesos.

Otro punto importante para prevenir el deterioro prematuro es tener en cuenta que el polvo es uno de nuestros mayores enemigos. Su acumulación puede provocar que la piel se reseque. Para evitarlo pasa un paño de algodón seco y elima el polvo de la superficie de forma regular.

2. Cosméticos NO, gracias.

Damos por sentado que llevas maquillajes e incluso perfume en tu bolso. ¡Ojo! Mételos en un neceser y evita accidentes innecesarios. No sería la primera vez que tu maquillaje se abre dentro del bolso ¿verdad?. Y ni qué decir que para manipular el bolso, las manos siempre limpias.

3. La funda protectora, tu mejor amiga.

Si el bolso te lo vendieron con una bolsa, no la pierdas de vista. Es el mejor protector. Si no la conservas o no estaba incluida, no sufras, usa una bolsa de algodón (puedes hacerte una con una funda de almohada, por ejemplo) y así mantendrás el polvo a raya cuando vayas a guardar el bolso una temporada. Pero NUNCA guardes un bolso de piel en una bolsa de plástico. Mal.

 4. Mantén la compostura.

Si vas a guardarlo por mucho tiempo, rellénalo para que no se deforme. Puedes usar papel cebolla, y nunca papel de periódico ni revistas que podrían manchar el interior con las tintas. Al rellenar el bolso ayudarás a mantener su forma original y eviatarte una desagradable sorpresa cuando quieras volver a usarlo.

5. El espacio ideal: oscuro y seco.

Guárdalo en un lugar seco y sin exposición a la luz directa. Si lo haces en un trastero o sufres humedades, airea el bolso de vez en cuando para detener el posible crecimiento del moho. Consejo: no tires las pequeñas bolsas de gel de sílice que suelen llevar en el interior, sirven justamente para impedir las humedades.

 6. No lo aplastes.

No nos conformamos con uno solo ¿verdad? Nos gustan y nos los compraríamos todos. Sobre todo: No los amontones en el armario… Trata de darle a cada uno su espacio. Evita deformaciones, grietas o arrugas.

7. No lo expongas.

Siempre, siempre, siempre, evita dejar el bolso expuesto al sol y huye de los lugares húmedos. Con la luz directa y la humedad la piel se puede cuartear y sufrir indeseados cambios de color.

 8. Hidratación y mimo.

Es sencillo, usa una crema hidratante sin perfumes ni alcohol para hidratar la piel y mantener el bolso suave y flexible. Solo un par de veces al año ¡no es para tanto!. Aprovecha el cambio de armario para poner a punto tu mejor complemento. Ten en cuenta, sin embargo, que si tu bolso es de ante, nobuck… no deber aplicar este consejo, sino seguir la recomendación del fabricante para la conservación de la piel.

 9. No a los pesos pesados.

No tengas complejo de Mary Poppins. Lleva lo que vayas a necesitar y evita cargar el bolso en exceso. Poner demasiadas cosas podría deformar el bolso y dañar las asas. ¡Ah! y siempre es mejor apoyarlo en una superficie plana que colgarlo por las asas.

 10. ¿Cómo limpiar un bolso de piel?

¿Si se moja? NUNCA apliques calor para secarlo (secadores fuera) puesto que se dañaría la piel. Lo mejor es secarlo de inmediato con un paño suave y dejarlo aireado a temperatura ambiente. En caso de manchas de alimentos, vino, aceites… quítalas cuanto antes. Algunas podrían desaparecer con un material absorbente como los polvos de talco (cubre la mancha con el polvo y déjalo reposar unas horas antes de retirarlos con un cepillo suave). Si no te atreves, no te la juegues. Busca la ayuda de un profesional. El propio fabricante o en la tintorería podrán ayudarte. Y si lo que se ha manchado es el forro interior, límpialo con jabón neutro y déjalo secar (recuerda: ni al sol ni con calor).

Son 10 aspectos los que debes tener en cuenta si te gusta tu bolso, si quieres mantenerlo como nuevo, si aprecias tus cosas…

¡Pero sin agobio! 10 consejos muy fáciles de llevar a cabo que nuestra firma colaboradora Cabuxa lo resume así de bien en su tienda online:

Limpiar un bolso piel
Imagen cedida por Cabuxa

“Evite el contacto con productos grasos, cosméticos, perfumes y lociones, que podrían causar la decoloración de la piel.Si su artículo se moja, retire el exceso de agua con toallitas secas sin frotar y deje secar a temperatura ambiente o ayúdese de una fuente de aire natural frio. Es conveniente que guarde su complemento siempre en su embalaje original.” CABUXA

Fácil ¿verdad? Ya no hay excusa. Sabes cómo cuidar y limpiar un bolso de piel. Estás preparada para estrenar uno: www.manosesmas.com

2 comentarios sobre “Limpiar un bolso de piel. Los 10 mandamientos para su cuidado.

  1. Pingback: Gana un bolso Cabuxa el Día del Artesano – MANOS ES MÁS

  2. Pingback: Gana un bolso Cabuxa el Día del Artesano | CREANDO MANOSESMAS

Deja un comentario