Juguetes educativos para jugar, mejor si son artesanos

“Fabrico juguetes educativos que cobran vida cuando un niño juega con ellos. Yo solo hago juguetes bonitos. Los niños son capaces de transformar un trozo de madera en mucho más” (Silvia Roldán, artesana de juguetes)

Escucho estas palabras de nuestra ya amiga Silvia y no puedo evitar acordarme de mi madre. Siempre la escuché hablar sobre su muñeca preferida de entre las pocas que tuvo. ¡Era una piedra! y aun cuenta con nostalgia cómo era, cómo la sentaba, cómo la mecía entre sus brazos y jugaba con ella… Siendo niña imaginó su propia muñeca y dio vida a una piedra. Eran otros tiempos. Los niños esperaban la llegada de los reyes para que les trajesen aro o la muñeca de cartón. Se las inventaban todas para disfrazarse de princesas o improvisar un balón.

Hoy en día para la mayoría de nosotros, no olvidemos que todavía hay muchos niños que inventan balones para poder jugar, tenemos demasiada oferta y casi siempre va acompañada de un “yo quiero…” o un “cómprame…”. Opciones que nos empujan a comprar éste o aquél juguete de moda, aun sabiendo que muchas veces pasarán más tiempo jugando con la caja y el envoltorio.

Juguetes educativos manosesmas
Niño juega a las cocinitas con la cocina de madera de El Taller Aserrín Aserrán

 

¿Son los juguetes, o se trata del jugar?

El juego es probablemente la actividad más importante para el niño, un derecho y casi una obligación si tenemos en cuenta que a través del juego explora, descubre, aprende e interactúa.

No son pocas las corrientes que hablan sobre el papel fundamental del juego en el desarrollo del niño. Las iniciadas por Waldorf o Montessori, entre otras, coinciden en su importancia para la formación de los conceptos, aptitudes, expectativas o socialización en los niños.

Pedagogía Waldorf

Según la pedagogía Waldorf, y resumiendo mucho, los niños deben disponer de objetos de juego poco definidos, con diseños sencillos para estimular su imaginación y estar elaborados de forma artesanal posible a partir de materias primas naturales. Los juguetes deben proporcionar vivencias  para que más tarde el niño pueda relacionarlas con conceptos desarrollando así sus capacidades intelectuales, y estimular la actividad creativa y sensorial (tacto, movimiento, equilibrio,…)

estudios de María Montessori

Parte del estudio dice que los materiales y objetos menos estructurados son los más apropiados paraque el niño se exprese a sí mismo. Los que resultan más útiles a su entender son: el barro, la arena, el agua, las cuentas, el papel blanco, todo tipo de material para colorear y artístico que permita desarrollar la creatividad e inventiva infantil.

pOR LO QUE…

El conocer estas teorías que hoy en día están de moda entre padres, pediatras y educadores, nos hacen concluir que el principal objetivo de un juguete debería ser el que permita al niño jugar en el sentido más estricto del término. El juguete no es importante en sí mismo ni puede ser un medio de entretenimiento sino la excusa para activar la creatividad e imaginación de los pequeños. El juguete tiene que ser adecuado para la edad del niño y servirle de apoyo para cada una de las fases de su desarrollo. En este sentido, es importante que el adulto propicie al niño las herramientas de juego más adecuadas.

“(…)Lo primero que me gustaría decir es que la actividad principal de todo niño debería ser jugar. El niño es juego de por sí, y de hecho, no se necesitan juguetes para jugar. Cualquier objeto cotidiano en manos de un niño se convierte en un juguete. Es importante mirar que los juguetes que escogemos para los más pequeños sean adecuados a su edad ya que será la manera que se lo pasen mejor. Hay que tener en cuenta que el objetivo más importante de un juguete educativo es divertir. Los juguetes deben proponer pero nunca imponer. Cada niño tiene su propia manera de relacionarse con los objetos. Es importante respetar su espacio de juego.” (Jordina Costa- Tell Fusta)

Son precisamente los juguetes artesanos, especialmente aquellos que actualmente se elaboran tomando como referencia estos modelos educativos, los que probablemente mejor juego propician a los pequeños. Juguetes educativos sencillos, naturales y sin grandes atributos.

¿Por qué son tan especiales los juguetes educativos de madera?

Los niños de hoy pueden disfrutar del encanto de los juguetes “de toda la vida” con las nuevas creaciones de juguetes. La madera, como elemento natural, fomenta el progreso manual y contribuye al desarrollo de los sentidos del niño. La estructura, el olor y la temperatura de la madera es más agradable para los pequeños que el plástico.

Juguetes educativos manosesmas
Niña juega a las tiendas con los banquillos de madera de Tell Fusta

 

Otra de las ventajas de los juguetes de madera artesanos es que, si bien pueden ser más caros, son duraderos. Pueden pasar de generación en generación. Además, están hechos de un material natural, son ecológicos.

Entendemos, por tanto, el éxito que los juguetes de madera  Tell Fusta o El Taller Aserrín Aserrán. Juguetes educativos exclusivos, fabricados por manos artesanas y pensados para el juego. Sí, son bonitos pero sobre todo son un portal a la imaginación y desarrollo psico-sensorial del niño. Juguetes hechos para desarrollar sus habilidades y sentidos. Además, van a propiciarles horas de diversión durante mucho tiempo ¿no se trata de eso?

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario