¿Es la publicidad en Facebook útil para vender artesanía?

Mini Guía sobre cómo crear campañas en Facebook

¿Tienes la sensación de que tus contenidos no llegan? Te estarás preguntando por qué casi siempre son los mismos quienes interactúan con las publicaciones en tu Fan Page… Esto se debe a que Facebook te ‘fuerza’ a invertir en servicios de pago para que tus publicaciones tengan mayor visibilidad. Facebook pone al servicio de las empresas efectivas herramientas con objetivos publicitarios de los que sin duda puedes beneficiarte pagando un justo precio por ello. Dicho de otra forma, para que las publicaciones en tu página de empresa lleguen al mayor número de personas vas a tener que pagar. Es la manera de combatir el poco alcance orgánico. Pero ¿es la publicidad en Facebook útil para vender artesanía? Ésta es probablemente otra de tus grandes preguntas que vamos a intentar responder en este post.

Lo primero que tienes que saber, y es un punto positivo, es que cuando promocionas una publicación o te lanzas a realizar una campaña en Facebook Ads puedes hacerlo (debes) dirigiéndote a tu público objetivo. Si lo haces de forma medida y controlada, no estarás tirando el dinero y ello no debería preocuparte. La publicidad en Facebook, de hecho, es una de las maneras más asequibles y efectivas hoy día para llegar a tus potenciales clientes.

Eso sí, no te vamos a engañar, realizar campañas de publicidad en Facebook Ads que resulten rentables requiere esfuerzo, práctica, mucha atención y experimentación. No vale con crear una campaña o promocionar una publicación y olvidarse de ella. Vas a tener que optimizar y medir cada una de tus acciones, cada euro de inversión, para empezar a ver y mejorar los resultados.

Puede ser Facebook útil para vender artesanía porque…

Facebook, como decíamos en nuestro artículo sobre las Páginas de Empresa, es la mayor red social, la de más cobertura. Más de 1200 millones de personas usan Facebook a diario y no sería descabellado pensar que entre ellas se tienen que encontrar tus clientes (hay otras variables que deberíamos tener en cuenta antes de hacer esta afirmación y de ello hablaremos más adelante, del perfil de usuario comprador de artesanía en internet).

Por otra parte, participar de Facebook Ads puede resultar muy beneficioso para tu negocio porque te permite:

  • Conseguir mayor alcance y visibilidad así como reconocimiento de marca.
  • Ampliar tu comunidad de fans a quienes vas a poder convertir en clientes y fidelizar.
  • Captar leads, registros. Una buena base de datos es el mayor activo para cualquier negocio. Capta suscriptores a tu newsletter, por ejemplo, y encárgate de convertirlos en cliente mediante acciones de email marketing o de remarketing.
  • Promocionar tus productos para venderlos online o en punto físico.

Otra razón de peso para realizar campañas en Facebook es que no requiere mucha inversión. Tú decides cuánto dinero puedes y deseas invertir para cada campaña. Facebook te permite seleccionar minuciosamente el target al que deseas llegar, por lo que el presupuesto asignado va a servirte para impactar a potenciales clientes, posiblemente interesados en tus productos.

Es importante que tengas en cuenta que en todo momento, estando incluso la campaña activa, puedes realizar ajustes de presupuesto o segmentación, así como modificar tu anuncio. Puedes maniobrar en función de los resultados y de esto se desprende la importancia de monitorear, de medir, los resultados de la campaña de forma constante y detallada. Sin límites, puedes invertir más o menos según se vayan alcanzados tus objetivos.

¿Cómo empezar con mi primer anuncio en Facebook Ads?

Si nunca has accedido al administrador de anuncios, hazlo ahora desde el menú desplegable de la parte superior derecha (otra herramienta de Facebook más potente es Power Editor de la que hablaremos cuando tengamos mayor dominio de este canal):

Facebook útil para vender artesanía

 

El propio configurador de la campaña te guiará en el proceso y vas a tener que concretar algunos puntos que es preferible que tengas claros antes de empezar:

1- Objetivo de marketing

Estás dispuesto a invertir en Facebook Ads porque te encuentras ante una necesidad concreta. Decide si lo que quieres es reconocimiento y conseguir más fans, generar tráfico a tu propia web, vender productos online o que los usuarios se desplacen a tu tienda física, entre algunas otras opciones que te propone el propio gestor. No vas a abarcar todos los objetivos con una sola acción y es importante que tu decisión esté alineada a tu plan de marketing suponiendo que hayas hecho los deberes y cuentes con uno antes de invertir.

En cualquier caso, vamos a darte alguna pista: si tienes una comunidad de fans pequeña y ya has agotado el comodín de invitar a tus contactos, quizá te convenga dedicar una parte del presupuesto a captar seguidores. Si quieres vender productos pero no tienes una tienda online no es una buena idea seleccionar como objetivo el de ‘conversiones’, pero si cuentas con un e-commerce bien desarrollado es la oportunidad perfecta para darle un empujón a tus ventas online… Valora el estado de tu página, de tu negocio, tus necesidades y apuesta por aquél objetivo que te aporte mayores beneficios.

2 – Público objetivo, tu potencial cliente

El siguiente paso en la configuración de tu campaña será seleccionar el target de tu campaña ¿a quién te diriges? Intenta definir tu ‘comprador tipo’ aprovechando lo que sabes sobre tus clientes (datos demográficos, intereses o tipo de comportamientos) e intenta ajustarlo al máximo con las variables que te ofrece Facebook. Cuentas con 3 opciones para elegir o configurar tu público en Facebook:

  • PÚBLICOS BÁSICOS: Eliges a las personas a las que quieres llegar en función de sus datos demográficos (edad, situación sentimental, formación, lugar de trabajo o el cargo…) ubicación, intereses o  comportamiento (uso que hace de la tecnología, hábitos de compra, actividades…)
  • PÚBLICOS PERSONALIZADOS: Crea un público a partir de las personas a las que ya conoces. Con los usuarios que han mostrado interés por tu marca y te han dejado sus datos. Facebook te permite que uses una lista de contactos para encontrar a estos usuarios en facebook. Otra opción es impactar a usuarios que ya han visitado previamente tu web y tienes identificados gracias a la implementación de un código de seguimiento (píxel de Facebook ) en tu web, o también puedes crear un público con los usuarios que se han descargado y usan tu app.
  • PÚBLICOS SIMILARES: Los clientes actuales son la mejor fuente de información y puedes crea públicos a partir de personas parecidas a tus clientes. Los públicos similares son una herramienta excelente para hacer crecer tu empresa y encontrar nuevos clientes.

3 – El presupuesto

Llegados a este punto puede que sientas algo de vértigo ¿cuánto cuesta un anuncio en Facebook Ads? No te agobies y empieza poco a poco con una cifra con la que te sientas cómodo para ‘experimientar’ ¡ya irás subiendo la inversión en función de los buenos resultados que vayas consiguiendo!

Aun así, te recomendamos distribuir tu budget en diferentes campañas. Crea campañas distintas con diferentes segmentaciones, otros objetivos o creatividades alternativas . Verás entonces cuáles funcionan mejor y donde debes invertir más.

El coste de cada campaña va a depender de tus objetivos o el tipo de puja que realices, pero lo importante es que sepas que tienes el control para limitar el presupuesto o ampliarlo cuando lo consideres oportuno. Tú decides.  Al principio probablemente los anuncios te resulten más caros, pues necesitarás optimizar y aprender para conseguir campañas realmente rentables.

Acabamos de nombrar las ‘pujas’ y como no queremos que te suene a chino ni que te eches para atrás cuando estés en pleno proceso, simplemente que sepas que el control de las pujas es muy importante para la optimización de tu inversión pero no decisivo para que puedas empezar a dar los primeros pasos en Facebook Ads. Puedes dejar las pujas en ‘automático’ y despreocuparte de ello. De hecho, no recomiendo empezar a limitar las pujas hasta tener algo de recorrido en automático o experiencia. Cuando estés preparado, podrás limitar las pujas de tus anuncios, te contamos las tres variantes con las que vas a encontrarte:

  • Pujas por CPM (Coste por Mil Impresiones): Usa este tipo de puja en campañas de ‘branding’ intentando pagar lo menos posible por cada 1.000 impresiones.
  • Pujas por CPC (Coste por clic): Sólo pagas cuando consigues un clic.
  • Pujas por CPA (Coste por Adquisición): Sólo disponibles para campañas con el objetivo de conseguir nuevos fans o instalaciones de apps.

Es importante que domines los tipos de pujas disponibles en función del los objetivos, pero también que conozcas tus cifras para saber qué estás dispuesto a pagar por la campaña.

4 – El anuncio

Ésta es con toda seguridad la parte más creativa de la configuración de tu campaña. Es la pieza clave para lograr el éxito deseado y cuenta con tres pilares:

  • Imagen: Haz un buen diseño o busca una imagen sugerente, de impacto, atrayente… La imagen es lo primero que verá el usuario y hay que captar su atención. Facebook te ofrece varios formatos de anuncio, para que saques el mayor partido posible a tu creatividad: galería de imágenes, imagen única (1200 x 628 px), video, presentación a partir de 10 imágenes o una colección / catálogo. Si te animas a diseñar, recuerda que hay un límite en el tamaño del texto que se inserta en las imágenes. Para verificar que tu imagen se encuentra dentro del estándar, puedes comprobarlo aquí: Comprobación texto en anuncio de Facebook.
  • Texto: Muestra claramente el beneficio que ofreces, tu propósito de valor (descuento, promoción, regalo…) Una fórmula que puede funcionarte (supongamos que vendes cadenas personalizadas para chupetes):

Capta la atención increpando a tu target: ¡Ei mamá!

Haz visible su problema o preocupación: ¿Cansada de perder los chupetes de tu bebé?

La solución: Consigue ahora esta bonita cadena hecha de madera natural con un 25% de Descuento.

  • Botón: Llamada a la acción clara. Indica claramente qué quieres que haga el usuario ¡Cómpralo! ¡Más información! ¡Descárgatelo!…

5 – Página de aterrizaje

Te has preocupado por seleccionar y conocer a tu público, le has dedicado tiempo al anuncio y a redactar el mejor copy u ofrecer un buen descuento como gancho…  ahora llegamos al punto donde se produce la magia. Estamos hablando de la página de aterrizaje, la landing page, la página a la que se llega cuando el usuario hace click en el anuncio para comprar o saber más…  Esta página tiene que estar totalmente optimiza para convertir. Haz que tu página de aterrizaje sea atractiva y sencilla. Además, vas a tener que agregar los códigos de seguimiento para medir luego resultados.


Nos atrevemos a afirmar que para las empresas artesanas que crean productos únicos y muy especiales, Facebook es un excelente escaparate para sus creaciones. Teniendo en cuenta que el comprador* tipo de artesanía por internet es ‘Mujer de entre 35 – 50 años, trabajadora en activo, de nivel cultural medio y alto y residente en zonas urbanas’, y con el conocimiento que tienes de tus clientes, puedes empezar a configurar exitosas campañas en Facebook.

Invierte y si consigues buenos resultados sigue invirtiendo. Gana conversiones, tráfico a tu web, suscriptores nuevos o notoriedad… Es interesante, por tanto, contemplar en tu plan de marketing una partida presupuestaria para realizar acciones en Facebook Ads.

¿Necesitas ayuda? A estas alturas, sabes que puedes contactar conmigo info@manosesmas.com

Si te ha parecido interesante y te perdiste nuestro anterior post sobre Facebook, te animamos a seguir leyendo sobre cómo gestionar tu página de empresa  y Social media para artesanos.

 

*Estudios Fundesarte y estadísticas www.manosesmas.com

Deja un comentario